5 estrategias para atraer talento a tu empresa que funcionan

atraer talento
¿A qué esperas para contar con tu propia red de embajadores de marca?
Recibir cientos de solicitudes para el puesto de trabajo no significa que vayas a tener éxito a la hora de atraer talento para el puesto. Tú lo sabes. De hecho, probablemente te ha pasado alguna vez. ¿Cómo puedes encontrar el equilibrio entre la cantidad y la calidad de los candidatos? Contratar lleva mucho tiempo y es caro, sobre todo si se contrata a las personas equivocadas, sobre todo en el mercado actual, con una competencia feroz por los mejores talentos. Hoy es más difícil que nunca para los empresarios atraer y retener a los mejores talentos para sus empresas. Tal vez tengas que hacerte esta pregunta:

¿Cómo te estás posicionando como competidor en el mercado del talento?

Hace unos años se pensaba que los solicitantes de empleo tenían que venderse a sí mismos a los empleadores. Ahora estamos en un punto en el que las personas que buscan empleo son los que tienen la sartén por el mango, y esta mentalidad unilateral no funciona. Los responsables de la contratación deben considerar lo que pueden hacer como empresa para atraer talento. He aquí 5 maneras en que los empleadores pueden atraer talento a su empresa. Dale al puesto un buen título, que atraiga la atención En un mercado con más ofertas de empleo que candidatos cualificados, ¿cómo puede destacar tu anuncio de empleo en una bolsa de trabajo? El título del puesto es importante. Un título de puesto laboral conciso, descriptivo, claro y sin jerga que proporcione a los solicitantes de empleo información relevante sobre el puesto es el primer punto de conversión. Ten en cuenta el perfil del candidato cuando desarrolles el título del puesto. Evita la jerga, los acrónimos y las palabras de moda. En su lugar, trata de encontrar la precisión. Un título de puesto claro se posiciona mejor en los motores de búsqueda, lo que da más visibilidad a un anuncio de empleo. Recuerda que los candidatos adecuados no se presentarán si no encuentran tu oferta.

Eliminar requisitos innecesarios

Claro que estaría bien que un candidato tuviera un mínimo de 3 a 5 años de experiencia, pero ¿es absolutamente necesario? No cometas el error de pedir demasiados requisitos específicos. De esta forma, tus candidatos se autoexcluirán del proceso de selección. Este es también un paso importante para eliminar el sesgo inconsciente. Las investigaciones demuestran que determinados grupos de personas -incluidas las mujeres- tienen menos probabilidades que los hombres de presentarse a un puesto si no cumplen todos los requisitos. Considera las implicaciones que esto tiene para limitar la diversidad de tu grupo de candidatos. En vez de eso, trata de ser más inclusivo. Resume las habilidades y cualificaciones más importantes en 5-6 puntos, y evita que los requisitos sean más que las las responsabilidades. Tienes que dejar claro qué es lo que hay que tener frente a lo que es bueno tener, y sé todo lo transparente que puedas a la hora de publicar la oferta vacante. Ten en cuenta aspectos como las relaciones, la confianza y otras habilidades blandas que ayuden a los candidatos a superar la percepción de escasez de cualificaciones. Haz, en pocas palabras, que tu proceso de contratación sea humano.

Crea redes y conexiones

Esto es la mejor herramienta que tienes, y para ello el Employee Branding es ideal para conseguir los mejores talentos. Todos lo hemos oído alguna vez: los mejores candidatos no están buscando trabajo. Son los llamados candidatos pasivos. Según las Tendencias Globales del Talento 2020 de LinkedIn, el 70% de la fuerza laboral mundial son candidatos pasivos. Esto hace que sea muy probable que la mejor persona para tu trabajo ni siquiera vea tu anuncio, y mucho menos se presente a él. Para evitarlo, debes crear una red de contactos activa con los que te rodean. Pide referencias a los empleados actuales y busca candidatos de forma proactiva a través de plataformas como Indeed, Monster y ZipRecruiter. Empieza por tener claros tus objetivos. Si estás buscando un candidato para un puesto de trabajo, elabora una lista de los requisitos y de lo que es imprescindible para el puesto que quieres cubrir.

¿Por qué alguien querría trabajar en tu empresa?

Los solicitantes de empleo buscan algo más que un sueldo. Buscan una empresa que les ofrezca una experiencia de trabajo satisfactoria y les dé la oportunidad de desarrollar su carrera junto a personas con ideas afines. Piensa en lo que más te gusta de trabajar en tu empresa. ¿Cuáles son las cosas que distinguen a tu empresa de otros competidores de tu sector? Atrae a los mejores candidatos mostrándoles lo que van a obtener, más allá del sueldo. Las redes sociales son un buen lugar para empezar a hablar de lo que ofreces a los trabajadores. De hecho, casi el 92% de las empresas utilizan las redes sociales como vía de contratación. ¿Qué mejor manera de mostrar a los candidatos cómo es realmente trabajar en tu empresa que a través de Instagram o Twitter? Muestra la cultura de tu empresa para atraer talento y ayuda a los candidatos a sentir que ya forman parte de la familia.

Controla la reputación online de tu empresa 

¿Sabías que los trabajadores pueden dejar reseñas anónimas sobre una empresa a través de sitios web como Glassdoor y Indeed? Una presencia negativa de una empresa en Internet disuade a los candidatos de solicitar empleo en una empresa y es perjudicial para tu marca de empleador. De hecho, el 69% de los solicitantes de empleo no aceptarían un trabajo en una empresa con mala reputación, incluso si estuvieran en situación de desempleo.  Pero, por suerte, las malas críticas de la empresa no son el fin del mundo. Piensa en si los comentarios son válidos y legítimos, ya que como empleador, tendrás la oportunidad de responder a las críticas anónimas. Responder tiene sus pros y sus contras. Es por esta razón por la que todas las empresas deberían disponer de una política sobre cómo manejar las críticas que sea coherente. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>