Employee Branding: las redes sociales de los empleados como altavoz de la marca

Employee Branding: las redes sociales de los empleados como altavoz de la marca

Hoy vamos a hablar de un tema muy en auge para las grandes empresas y startups: el Employee Branding.

Cada vez son más las compañías que se preocupan por integrar a sus empleados, directivos y colaboradores en las estrategias de marketing mediante su proyección de la marca y la difusión de contenidos del blog corporativo a través de sus redes sociales. Sin embargo, a la hora de conseguirlo se enfrentan a numerosos problemas: por un lado, cómo motivar a los empleados a que conecten con la estrategia y, por otro lado, cómo ejecutarla correctamente. 

Pero, ¿qué es eso del Employee Branding?

El employee branding es un proceso a través del cual los empleados interiorizan la filosofía de la marca y se sienten motivados para proyectarla a otros clientes y hacia otros componentes de la organización. El resultado de esta estrategia es la transformación de los miembros de la organización en embajadores de marca o brand ambassadors. 

Para Rhett Power, CEO de Wild Creations, existen 7 pasos para convertir a los empleados en embajadores de marca. Se trata de 7 claves que deben estar presentes en la compañía si quiere ser capaz de cumplir con el objetivo:

  1. Tratar bien a los empleados.
  2. Recompensarlos tras el éxito o el trabajo duro. 
  3. Practica el engagement (compromiso del empleado con la empresa).
  4. Invítalos a formar parte del proyecto.
  5. Escucha a tus empleados.
  6. Déjales llevar las riendas de vez en cuando. 
  7. coherente con tu marca.

La importancia de los empleados para mejorar el branding de la empresa

Tal y como podrás encontrar en nuestro White Paper sobre Employee Branding 2020, el contexto digital actual ha permitido que se combinen una serie de factores que hacen que la empresa deba apoyarse en las redes sociales de sus empleados. Estos factores son:

  • Según el Edelman Trust Barometer, la opinión de los empleados se ha consolidado como la voz de la empresa más fiable y creíble para hablar de la compañía. Por ello, la opinión de los empleados en redes sociales sobre la empresa y sus marcas es extremadamente relevante.
  • Por otro lado, el descenso del alcance orgánico de las publicaciones corporativas en redes sociales hace que se necesiten crear conversiones no comerciales a través de los embajadores para posicionar el branding de la marca. 
  • Por último, los profesionales con talento consultan las redes sociales de los empleados de la empresa antes de presentarse a una oferta de empleo. Valoran su cultura corporativa y su grado de satisfacción, información que resulta crucial para presentarse o no al puesto.

Cómo convertir a los empleados en embajadores de marca

Según William Arruda, para transformar empleados en brand ambassadors, habría que seguir estos tres pasos:

#1 Personal Branding

Es necesario mostrar interés por los empleados y garantizar que se encuentren bien en la empresa. Es importante interesarse por el potencial que tienen y apoyar su crecimiento personal y profesional. De esta manera, verán en la empresa un lugar en el que avanzar y crecer profesionalmente.

#2 Conciencia de marca

El CEO y los cargos directivos deben educar a todo el equipo en el conocimiento de la marca y deben vivirla con pasión para garantizar la confianza. Todos los empleados deben saber exactamente qué posiciona y qué diferencia a la marca de la compañía.

#3 Conectar lo personal con lo corporativo

Suele haber cierta confusión sobre este punto, así que William Arruda arroja luz. Se trata de invertir la situación habitual y lograr que la marca personal y la marca corporativa no compitan, sino cooperen. Se trata de que la empresa ayude al empleado a construir y proyectar su marca personal de manera que los objetivos personales y los objetivos corporativos estén integrados.

Problemas para implementar una estrategia de Employee Branding en redes sociales

Aunque hayamos armado correctamente nuestra estrategia de Employee Branding y contemos con una buena predisposición por parte de nuestros embajadores de marca, esto no evita que muchas veces puedan surgir problemas.

Esto ocurre, sobre todo, cuando la promoción de los contenidos corporativos y la publicación de contenidos del sector dependen de los propios embajadores. La jornada es dura, y el mantenimiento de sus redes sociales activas acaba decayendo por falta de tiempo y constancia

La única solución: plataforma de Employee Branding

La única solución para este problema es contar con una plataforma de Employee Branding que permita a los embajadores automatizar la difusión de contenidos tanto del blog corporativo como de terceros a través de sus redes sociales

De esta manera, ese proceso tedioso de tener que publicar manualmente contenido pasa a ser apenas un click con el uso de BeAmbassador. Con ella, el embajador de marca no tiene que preocuparse por mantener una presencia diaria en redes sociales, ya que la compañía pondrá a su disposición contenido relevante que compartirá en apenas un click. 

Al final, esa difusión de contenidos le permitirá estar en el radar de los clientes potenciales y posicionarse como un referente en el sector al mismo tiempo que están ayudando a la marca a potenciar su branding.

Con este objetivo surgió BeAmbassador, para ayudar a que las compañías potenciaran su branding a través de los empleados, quienes, además de la confianza en el público, cuentan con:

  • Hasta 8 veces más engagement en sus publicaciones en redes sociales.
  • Sus contenidos son 16 veces más atractivos de leer para los usuarios.

Principales características de BeAmbassador

Algunas de las características de BeAmbassador que facilitarán el éxito de la estrategia Employee Branding son:

  1. La curación de contenidos del blog corporativo, de landing pages y contenidos relevantes del sector no depende del empleado, por lo que se solucionan los problemas de tiempo y constancia.
  2. Los perfiles sociales de los empleados se vinculan a la app mediante un enlace seguro, por lo que la empresa nunca tiene acceso a las credenciales de las redes sociales del empleado. El sistema está diseñado para que la vinculación de las redes sociales dependa de manera exclusiva del empleado, el cual podrá revocar unilateralmente su perfil si no quiere seguir participando. De esta manera, se soluciona el problema de la privacidad.
  3. La empresa tiene el control sobre los contenidos que comparte con sus empleados. Pueden decidir qué contenidos son más adecuados para compartir por Twitter o por LinkedIn y cuáles no. La interfaz permite que el gestor de la cuenta de BeAmbassador decida qué contenidos corporativos específicos pueden ser compartidos por los comerciales, por los ejecutivos, por el equipo de marketing, etc. Incluso, esa segmentación de contenidos se puede hacer por grupos, categorías o zonas geográficas.
  4. Medición en tiempo real. El equipo de marketing tiene acceso a estadísticas sobre el número de visitas, me gustas, compartidos, etc. generados por cada empleado (tanto por la suma de sus redes sociales como por cada una de ellas de manera independiente) o agrupados por categorías (centros de trabajo o área geográfica). Además, estas estadísticas son ofrecidas por cada post del blog y por cada titular diferente asociado al post, lo que permite hacer test a/b y ver cuáles funcionan mejor. De esta manera, el equipo de marketing puede saber qué empleados/comerciales tienen más engagement con su audiencia y una visión general sobre el impacto de la estrategia de contenidos en redes sociales.
  5. Informes personalizables generados automáticamente a partir de los datos estadísticos aportados por la herramienta, lo que permite ahorrar horas de recolección de datos y diseño del report. El equipo de marketing sólo tendrá que analizar e interpretar los datos para establecer un proceso de mejora continua.
  6. Cada enlace compartido tiene un código único que permite saber si una venta se produce por una visita generada por un post difundido por un determinado embajador, lo que permite medir la conversión de las acciones de social media marketing y facilita la gestión de comisiones.
  7. La posibilidad de automatizar la difusión de landing pages, fichas de producto y páginas estratégicas permite llevar a la visita generada en las redes sociales al punto caliente donde se produce la conversión. Esto permite incrementar significativamente las oportunidades de venta online.
  8. Uno de los principales problemas es la falta de reconocimiento de la voz de los empleados. BeAmbassador da solución a esta situación estableciendo un canal directo con el equipo de marketing. La interfaz está preparada para que el empleado valore el grado de calidad de los contenidos, si estos son relevantes para su comunidad, si la frecuencia de publicación es adecuada, etc., así como facilitar propuestas de mejoras que podrán ser tenidas en cuenta. Además, los empleados tienen acceso a sus estadísticas particulares, lo que les permite ser consciente del rendimiento de su actividad.

Así que, ¿por qué no automatizar ese trabajo mecánico e invertir ese tiempo ahorrado en interactuar más con los potenciales clientes?. Al fin y al cabo, una venta no se cierra sin una buena conversación

¡Eso es todo! Si quieres conseguir que tus empleados se conviertan en embajadores de marca a través del Employee Branding no olvides empezar por ayudarles con una plataforma como BeAmbassador. 

Si quieres conocerla un poco más de cerca, ¡solicita una demo y te contamos! 

Comments are closed.