Estrategia de Employer Branding: ¿cómo implementarla con éxito en tu empresa?

A la hora de retener talento cualificado contar con una estrategia de Employer Branding resulta fundamental. Sin embargo, esta estrategia debe estar bien formulada, y es algo en lo que fallan muchas empresas, que no saben cómo conseguir que su estrategia sea realmente efectiva.

Ten en cuenta que no hay una sola forma de diseñar una estrategia de Employer Branding, pero sí que existen una serie de prácticas que te ayudarán a obtener buenos resultados.

Cuando decides implementar una estrategia de Employer Branding en tu empresa es importante pasar por una serie de fases: planificación, ejecución y optimización. En este post vamos a ver en qué consisten y cómo puedes hacer para ponerte manos a la obra.

¿Por qué debes contar con una estrategia de Employer Branding en tu empresa?

Es importante que tengas en cuenta que la marca empleadora afecta a tu negocio de manera global, por lo que resulta realmente importante poner atención a esta estrategia.

Ten en cuenta que la reputación de una marca es un factor fundamental para trabajar en ella para el 95% de los profesionales, y que el 72% de los trabajadores que han tenido una mala experiencia lo comparten en las redes sociales, algo que puede afectar negativamente a la empresa.

Por ello, es fundamental no dejar tu estrategia de Employer Branding al azar, sino trabajarla conscientemente para mejorar tu reputación como marca empleadora. 

Cómo planificar tu estrategia de Employer Branding

Ahora que ya te hemos hablado de la importancia de contar con una estrategia adecuada, es hora de ponernos manos a la obra y que conozcas, paso a paso, cómo implementarla en tu empresa. 

Fase 1: alinea tu estrategia con las necesidades de la empresa

Para que tu estrategia de Employer Branding sea efectiva, es importante tener en cuenta las necesidades a corto y largo plazo de la empresa. Para ello, debes hacerte una serie de preguntas básicas:

  • ¿Qué objetivos tiene la empresa en los próximos 12 a 36 meses?
  • ¿Hay previsión de lanzar nuevos productos o servicios?
  • ¿Hay alguna carencia de profesionales en la empresa que impida cumplir con los objetivos?

Fase 2: establece objetivos realistas

Contar con una estrategia de marca empleadora ayuda a tu empresa a resolver un problema o lograr un objetivo previsto, por lo que definir objetivos realistas es la mejor manera de garantizar que esto ocurra. 

Para ello, aunque cada empresa deberá definir sus propios objetivos en función de su naturaleza y características, unos objetivos realistas bien diseñados cuentan con una serie de rasgos comunes como, por ejemplo:

  • Identificar un objetivo específico que sea realista.
  • Establecer una serie de métricas que nos permitan evaluar la consecución de ese objetivo.
  • Definir los recursos y un timeline para alcanzar el objetivo.
  • Definir plazos y trabajos en función del objetivo.

Fase 3: define indicadores clave (KPIs)

Los KPIs son las métricas que se utilizan para evaluar la consecución de un objetivo

Los KPI que definas variarán según los objetivos, pero existen algunas prácticas recomendadas sobre la selección de los mismos:

  • Considerar objetivos. Por supuesto, los KPIs que elijas deberán estar relacionados con los objetivos que has establecido.
  • Alcanzable y preciso. Si los datos no se pueden obtener fácilmente o no son del todo precisos, la información no será válida.
  • Procesable. Al seleccionar tus KPIs no olvides preguntarte “¿puede la empresa hacer algo respecto a estas métricas?” Si no puede, el seguimiento de la métrica no tendrá sentido.

Fase 4: crea un plan de análisis

Un plan de análisis para tu estrategia de Employer Branding te garantiza estar preparado para recopilar y analizar datos que te permitan tomar las decisiones correctas para mejorar.

Para medir, simplemente deberás responder algunas preguntas:

  • ¿Qué KPIs vamos a usar?
  • ¿Cómo recopilaremos estos datos?
  • ¿Con qué frecuencia mediremos?
  • ¿Cómo analizaremos los datos para obtener información y oportunidades?
  • ¿Cómo comunicaremos esos datos a las partes interesadas del proyecto?

Fase 5: asigna los recursos adecuadamente

Definir previamente los roles y responsabilidades te permitirá mejorar la consecución de los plazos y objetivos.

Una de las preguntas más importantes que tendrás que responder al asignar recursos para desarrollar tu estrategia de Employer Branding es si vas a trabajar con el personal actual o si necesitas un profesional externo. Las dos opciones tienen sus ventajas:

  • Externalización: estos proveedores de servicios externos pueden ser la mejor opción para aquellas empresas que no tienen el personal con la experiencia necesaria.
  • Trabajar internamente: la creación de un equipo interno de Employer Branding puede ser una opción más económica. Si se hace bien, puede ser muy efectiva.

Fase 6: crear un target de candidatos

Debes crear un candidato ideal para ayudar a los reclutadores qué características deben tener los candidatos que la empresa busca.

Por otra parte, los candidatos necesitarán comentarios de los posibles empleados, por lo que deberás realizar algunas entrevistas para obtener la información que necesitas. Las contrataciones recientes también pueden proporcionar información interesante, así que asegúrate de incluirlas en tu agenda de entrevistas. Recopila toda la información que puedas pero, antes, ten en cuenta estos criterios a considerar:

  • Lo básico: puesto, salario, criterios de contratación.
  • Los antecedentes: educación, experiencia, habilidades específicas.
  • Lo personal: objetivos personales, motivación, intereses personales.

Atrae talento a tu empresa con embajadores de marca

Ahora que ya sabes qué pasos debes seguir para comenzar a implementar una estrategia de Employer Branding y atraer talento a tu empresa, no queremos concluir el post sin hablarte de una pieza fundamental en la estrategia: los embajadores de marca.

Esta estrategia pasa por convertir a tus empleados y colaboradores en embajadores de marca. Con ello, no solo potenciarás la imagen de la compañía ante cada vez más usuarios, sino que ayudarás a tus embajadores a posicionarse y potenciar su marca personal y profesional en redes sociales.

Tal y como recogemos en el White Paper sobre Employee Branding 2020, el contenido compartido por embajadores de marca tiene 8 veces más engagement en redes sociales, y es un contenido hasta 16 veces más atractivo de compartir para el público.

Por ello, la credibilidad que dan los embajadores de marca a tus futuros candidatos que se encuentran en redes sociales es fundamental en una estrategia de Employer Branding.

Con BeAmbassador conseguirás definir tu propio programa de embajadores y comenzar a trabajar tu Employer Branding gestionando todo el proceso desde una única plataforma.

¿A qué esperas para ser the best place to work? ¡Solicita una demo y comienza ya tu estrategia de Employer Branding!

Deja un comentario

Tu dirección email no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>