Las 6 tendencias en gestión de talento que no te puedes perder

Descubre las tendencias en gestión de talento para este 2021

No sorprende a nadie ya a estas alturas decir que tanto el Employer Branding como el Employee Branding deben ser estrategias que abracen las distintas empresas a través de sus respectivos departamentos de recursos humanos, por lo que se han convertido en tendencias en gestión de talento claves para las distintas compañías. 

Se ha demostrado fehacientemente que el Employer Branding en las empresas es realmente efectivo, puesto que las marcas y negocios que incorporan estas técnicas consiguen un mayor rédito a nivel corporativo que aquellas otras que aún no las usan.  

Si quieres más información acerca de este tema, te recomendamos no perderte este White Paper gratuito en el que encontrarás todos los datos que necesitas.

Los recursos humanos y la transformación digital

Tras un 2020 tan accidentado y difícil, es hora de hacer un análisis de lo que ha sido el año. Hemos visto que la transformación digital se ha convertido en un pilar fundamental para las empresas, que han invertido más en tecnología y en trabajadores cualificados.

La interrelación de estos dos elementos ha sido fundamental para captar y desarrollar talento que sea capaz de adaptarse a los cambios que se producen continuamente.

Así, es fundamental mirar este nuevo año que se presenta y analizar qué es lo que tendremos en materia de Recursos Humanos para 2021. 

Tendencias en gestión de talento para 2021

Tras un 2020 algo convulso y duro para muchísimas empresas, veamos qué es lo que traerá consiga el próximo año en Recursos Humanos y Employer Branding. ¿Listo?  

Liderazgo ético

La primera de las tendencias en gestión de talento que queremos mencionar trata sobre la figura del líder y su implicación con la sociedad y el medioambiente.

Tradicionalmente, las empresas son las que siempre han buscado al mejor candidato, pero en los últimos años son los candidatos los que eligen con qué empresas quieren trabajar, y se postulan para conseguirlo. Esto, aunque parece una tontería, implica un cambio de paradigma de clientes, trabajadores y candidatos. Quieren pertenecer a empresas que contribuyan a mejorar la sociedad.

Cada vez es más difícil que, si una empresa permite un espacio de trabajo tóxico, sea percibida como un mal empleador y, por lo tanto, no encontrará los candidatos idóneos.

Por ese motivo es básico que las empresas utilicen las RSE adecuadamente, y que sean los departamentos de Recursos Humanos los que hagan de salvaguarda de cómo se aplican dichas políticas en la empresa. Aquí van algunos ejemplos:

  • Bromas poco adecuadas.
  • Cuando no se nombra a la candidata más cualificada para un trabajo, porque es mujer o por razones ajenas a lo laboral.
  • Cuando no se evitan las condiciones de trabajo inseguras.

Búsqueda de una personalidad fuerte

La personalidad se ha convertido en un elemento muy importante en la selección de personal este año. La agilidad del aprendizaje, por ejemplo, es un rasgo de personalidad que las organizaciones quieren.

Durante la crisis de COVID-19 oímos hablar mucho sobre la resiliencia: ¿cómo pueden las organizaciones y las personas en las organizaciones recuperarse? La fortaleza es un concepto potente¿cómo puede recuperarse en un nivel superior? El concepto necesita una base más científica y habrá que desarrollar pruebas fiables, pero las personalidades claramente fuertes serán muy cotizadas.

Hay indicios de que las personas que han estado expuestas a condiciones adversas se vuelven más resistentes. El reciente enfoque en la felicidad y el bienestar en el lugar de trabajo puede tener consecuencias negativas cuando se trata de fortalecer la resiliencia o, mejor aún, la fortaleza. 

Adiós, socio de Recursos Humanos

Desde principios de los noventa, el concepto de socio de RR.HH. ha ganado popularidad. Sin embargo, hace unos años empezó a decaer, y esta tendencia continuará el año que viene.

Una de las grandes tendencias en gestión de talento para este año es que los recursos humanos se centrarámás en las operaciones, las personas y los clientes. El núcleo de RR.HH. es el centro de servicios, centrado en un servicio al cliente de alto nivel y con tecnología avanzada.

La oficina híbrida

El lugar de trabajo ha cambiado poco a poco en las últimas décadas. Desde oficinas con muchas salas pequeñas, hasta grandes espacios con cubículos, pasando por espacios abiertos para todos hasta oficinas más diversas, con espacios adecuados para diferentes usos (redacción de informes, reuniones, llamadas, lluvia de ideas, reuniones individuales, café, etc.).

Ahora, entre estas tendencias en gestión de talento nos movemos hacia el lugar de trabajo híbridoDe esta forma, podemos personalizar el lugar de trabajo, teniendo en cuenta la naturaleza del trabajo, la tarea a desarrollar, la personalidad del trabajador y su situación doméstica.

Las oficinas polivalentes siguen disponibles y se añaden otras soluciones para poder trabajar mejor. Por supuesto, la importancia de la oficina en casa se ha hecho mayor. El diseño de la oficina en casa necesitará recibir mucha atención.

Riesgo de desapego

El trabajo y la oficina están cada vez más desconectados como hemos visto en el punto anterior. Mantener a los empleados comprometidos mientras trabajan de forma remota es un esfuerzo consciente.  

Se podría argumentar que al trabajar desde casa se vuelve más difícil crear un límite claro entre el trabajo y la vida privada. Al mismo tiempo, la conexión con el trabajo se debilita. El jefe y los compañeros no están la mayor parte del tiempo. Las videoconferencias ayudan un poco, pero no lo suficiente. 

Esta pandemia está demostrando que muchos profesionales pueden hacer su trabajo desde casa, por lo que es más fácil contratar talento en el mercado internacional. Las personas pueden trabajar desde casa y no importa dónde esté su casa.

Trabajar más desde casa aumentará el riesgo de desapego y reducirá la participación del personal, y esto creará oportunidades para los reclutadores. Todavía hay que analizar los efectos del trabajo remoto, pero no todos son positivos. 

Más influencia que normas

El próximo año veremos que las empresas tratan de influir en los trabajadores a través de sus propios hechos más que de imponer sus normas. Esto es algo que marca un punto de inflexión con años anteriores.  

No se trata de imponer normas, sino de reorganizar las empresas de manera que sean las propias personas las que se vean abocadas al cumplimiento de dichas normas que no son explícitas.

Como has podido comprobar en este artículo, estas tendencias en gestión de talento harán que este nuevo año asistamos a toda una maduración y un gran cambio en la perspectiva de los Recursos Humanos.

¿Y tú? ¿Te sumas a ellas? ¡Cuéntanos!

Deja un comentario

Tu dirección email no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>